La famosa escena de suicidio de Por trece razones ha sido retirada por Netflix

Así lo ha decidido la plataforma tras consultar con doctores expertos.

Por trece razones

Desde su primera temporada, Por trece razones siempre ha generado debate y controversia. A poco de estrenarse su tercera temporada, Netflix ha tomado la decisión de eliminar la larga y dura escena de tres minutos de duración en la que la protagonista, Hannah (Katherine Langford), se quita la vida. Después de consultar con diversos equipos médicos, la plataforma streaming ha optado por quitarse del medio la escena más controvertida de la serie.

En la escena original, Hannah entraba en el baño y se veía con bastante lujo de detalles cómo se cortaba las venas y acababa con su vida. Seguido del encuentro del cadáver por parte de sus padres. En la secuencia modificada, tan solo vemos a Hannah entrar en el mismo baño, y saltamos a la reacción posterior de sus progenitores. El propósito de ese acto era mostrar al público las graves consecuencias que puede generar el sufrir acoso y abuso, pero también era un peligro porque podía resultar perjudicial para los espectadores más jóvenes.

La Asociación Americana de Suicidología, la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio y la Asociación Americana de Consejeros Escolares, entre otras asociaciones de salud mental, apoyan la decisión de Netflix. Así lo han transmitido en un comunicado a THR:

«Apoyamos la decisión de editar la escena en la que Hannah se quita la vida en Por trece razones. Ha habido mucho debate sobre la serie en la comunidad médica. Pero este cambio positivo garantizará que se siga hablando de Por trece razones y la salud mental y la prevención del suicidio. A la vez que se mitiga el riesgo para los espectadores adolescentes más vulnerables«.

Xavi Mogrovejo

Junto letras sobre videojuegos, cine y TV.

Publicaciones relacionadas

Cerrar