Netflix afirma con estas declaraciones que retirará la opción de compartir cuenta a principios de 2018

Solo ha llevado días confirmar los rumores que se dejaban oír acerca de la nueva política de Netflix con respecto a la compartición de cuentas, y por desgracia va a ser para, como se temía, erradicar esta práctica que la plataforma considera como piratería. Netflix emprenderá este 2018 con varios estrenos audiovisuales y uno tecnológico que no va a hacer mucha gracia a sus usuarios, y es que se acabó el compartir cuenta para que otros usuarios puedan acceder a sus contenidos.

Netflix detectará a través de direcciones MAC en cuántos dispositivos y cuántas redes se registra actividad vinculada a un solo usuario. En base a los dispositivos, la red local y los hábitos de visionado registrados, podrá limitar el uso de la cuenta principal. La confirmación ha venido de Seamus McNiggard, vicepresidente ejecutivo de redes y conectividad de Netflix UK, que ha sido tajante en la postura que se va a empezar a implementar desde la pérfida Albión. «Esto es muy fácil: quien quiera ver Netflix, que se haga su cuenta, que pague la suscripción y que vea Netflix. Yo no se qué parte no entienden», ha declarado el directivo durante una entrevista informal para la revista escocesa Pranksterton Weekly realizada en una cafetería. «Lo que pasa es que hay mucho listo que le busca las vueltas a todo, y así no puede ser», ha recalcado dividiendo equitativamente los sobrecitos de sacarina que el camarero les había puesto en la mesa.

Los planes de Netflix pasan por emitir, en lugar del contenido seleccionado, la imagen del propio McNiggard con expresión «severa pero amorosa», un brazo en jarras y agitando el dedo índice de la otra mano en señal de negación al tiempo que deja sonar chasquidos de lengua entre los dientes cuando se detecte actividad desde una red distinta a la usual. «Si es en fondo es por su bien. Los usuarios han de saber dónde acaba la generosidad y empieza el gorroneo. ¿Voy yo a casa de usted a ducharme en su ducha, aparcar mi coche en su garaje y darle una cucharada a su plato de estofado? No, ¿verdad? Pues mi estofado es mío y mi Netflix es mío, y lo veo yo, y punto pelota, que para eso va a mi nombre», afirma McNiggard antes de recordarle al periodista que «los cafés que nos estamos tomando los pagamos a escote, ¿eh?».

«Oiga, este caramelito que me trae con la cuenta no me lo cobre, que yo no lo he pedido», reclamaba McNiggard al camarero al término de su entrevista, no sin antes llevarse sus sobres de sacarina sobrantes y recuperar un boli Bic mordisqueado y sin capuchón que le había prestado a su interlocutor para tomar notas porque «aún le queda un poco de tinta y esto todavía da de sí». Las medidas anti-compartición llegarán a Reino Unido en enero de 2018 y desde ahí se extenderán al resto del mundo. Aunque declaraciones de última hora apuntan a que Netflix UK no descarta decirle a los demás países «que se busquen ellos sus propias medidas, hombre ya».

Cerrar