Netflix aumenta los precios de suscripción en España

Hace escasas horas hemos sabido que Amazon planea subir el precio de su suscripción premium, más conocida como Prime, en España. En los próximos meses la multinacional trataría de equiparar el importe del servicio, que ahora mismo cuesta más del doble e incluso del triple en otros países de nuestro entorno. Sin embargo, no será la única compañía que lleve a cabo un cambio similar en su política de precios próximamente.

Los responsables de Netflix, la plataforma de contenidos en streaming que más usuarios ha reunido en los últimos años, también revelaban hace unas horas sus planes para Estados Unidos. De ahora en adelante los norteamericanos deberán afrontar el pago de la suscripción más elevada hasta la fecha, una tendencia que sospechábamos podía extenderse a otros países de alrededor del mundo, entre ellos España.

Finalmente así ha sido y Netflix ha confirmado que el precio de su suscripción también se verá incrementado en nuestro país. La tarifa estándar aumentará desde los 9,99 euros que costaba hasta ahora hasta los 10,99 euros, por lo que el usuario deberá hacer frente a un incremento de un euro. No obstante, más elevada será la diferencia con el la siguiente suscripción del servicio.

El plan premium de Netflix verá incrementado su coste desde los 11,99 euros por los que podía contratarse durante los últimos meses hasta los 13,99 euros que valdrá próximamente. De este modo, la suscripción más cara aumentará en dos euros y no en uno, como ha ocurrido con la tarifa estándar a la que hemos hecho mención hace un momento. ¿Y qué ha ocurrido con el plan básico, el más asequible de la plataforma de streaming?

Según recoge Hipertextual, su precio se mantendrá conforme se había establecido hasta ahora y no aumentará en consonancia con las tarifas estándar y premium. De este modo, aquellos que deseen disfrutar del acceso más barato al portal de series y películas podrán seguir contratándolo por el importe habitual de 7,99 euros al mes. El máximo inconveniente de este plan es, al margen de la limitación a un solo dispositivo, la ausencia del streaming en alta definición.

Se trata de unas característica de la que sí gozan, como ya sabrás, los otros dos tipos de suscripciones. El plan estándar añade una pantalla de visualización adicional, mientras el premium ofrece la posibilidad de disfrutar del contenido en cuatro dispositivos diferentes. En cuanto a la calidad del vídeo, el primero permite visualizarlo en HD mientras el segundo incorpora también la opción de UHD, esto es, una resolución 4K. ¿Crees que el incremento de los precios, que se ejecutará próximamente, tendrá incidencia en la base española de usuarios?

 

Cerrar