Netflix: El director de Castlevania habla de cómo se involucró Konami con la serie

El director de la Castlevania de Netflix dice que fue muy fácil trabajar con Konami

Hace tan solo unos días se estrenaba en Netflix el anime de Castlevania, cuya primera temporada tan solo ha tenido cuatro episodios que se ampliará hasta los ocho de cara a una segunda tanda de capítulos. Ahora Sam Deats, director de la serie, ha hablado con el portal Destructoid y ha dejado interesantes declaraciones sobre el origen de la ficción y sobre cómo ha sido su relación con Konami a lo largo del proceso creativo.

Deats ha comenzado diciendo que hace más de diez años que Kevin Kolde se hizo con los derechos de la licencia y que pretendía lanzarla directamente en formato doméstico. Sin embargo la cosa se acabó complicando y no fue hasta la aparición de Adi Shankar, productor de Frederator, cuando todo se retomó al haber logrado un acuerdo con Netflix. Más tarde pasó a explicar su relación con la controvertida compañía Konami.

“Konami estaba muy relajada mientras hacíamos la serie. Parecía que les gustaba lo que estábamos haciendo. Resultó muy fácil trabajar con ellos. Ocasionalmente tenían notas relativamente menores en diseños de personajes y cosas así. Alguien en Konami debe tener un gran ojo para los errores de continuidad”, comenta Deats. Por lo visto Konami puso facilidades y no las trabas que están sufriendo sus grandes sagas de videojuegos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar