Netflix ha cometido estos errores a lo largo de su historia

Netflix ha cometido estos errores a lo largo de su historia

Aunque en otros países del mundo llevaban años disfrutando de Netflix, la plataformas de contenidos audiovisuales en steaming llegó a España hace relativamente poco. Ya nos hemos acostumbrado a su presencia y a su creciente catálogo de series televisivas y películas que no dejan de sumar seguidores día tras día. Sin embargo nadie es perfecto y Netflix, claro está, también ha cometido errores a lo largo del tiempo.

Hoy precisamente queremos acercarte algunos de los que, a nuestro entender, han sido los errores más graves que ha tenido la plataforma Netflix. Algunos tienen que ver con sus producciones, otros con su forma de promocionarlas o incluso apostar fuerte por series que, a la postre, han acabado siendo fracasos absolutos. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y esperamos las tuyas en la caja de comentarios.

Todo el mundo debía saberlo

Narcos ha sido uno de los mayores éxitos de Netflix, no solo en cuestión de popularidad, sino porque estamos ante una serie de unas elevadísimas cotas de calidad. Sin embargo, su promoción ha levantado grandes polémicas. La segunda temporada se anunció como la de la muerte de Pablo Escobar. Decían que no era spoiler porque todos sabían que Escobar moría, pero los espectadores no tenían por qué saber en qué temporada iba a hacerlo.

Blanca Navidad

Y una más de Narcos. En una nueva promoción de Netflix y Narcos para la campaña navideña de la plataforma en España se optó por colocar un enorme cartel en Madrid en el que podíamos leer “Oh, blanca Navidad” junto a una imagen de la serie, en una clara referencia a la droga que aparece en la ficción. Muchos lo entendieron como un simple juego de palabras, pero a otros les resultó de mal gusto.

Un estrepitoso fracaso

Todas las productoras quieren tener su propia Juego de Tronos. El éxito de la serie de HBO tiene pocos precedentes, de modo que es normal querer imitar su triunfo. Netflix lo intentó con Marco Polo, una superproducción con un enfoque similar al de Juego de Tronos: acción explícita, conspiraciones políticas e incluso escenas de desnudos y sexo. Sin embargo acabó siendo un fracaso y siendo cancelada en la segunda temporada.

Barb, la olvidada

Stranger Things ha sido otro de los pelotazos que han propulsado a Netflix hasta la primera línea de productoras de series de televisión. Muchos fans, sin embargo, lamentaron lo que a su juicio era un flagrante agujero de guion. Hablamos de la muerte de Barb, que parece ser olvidada por todos sus seres queridos. Mientras el pueblo se vuelca con la desaparición de Will, los padres de Barb ni siquiera hacen acto de presencia en la ficción.

Contenidos que se van

Nada dura eternamente y los contenidos de Netflix no podían ser menos. Cada mes llegan nuevas películas y series a la plataforma, pero también se van. Y es que los acuerdos a los que llega Netflix para incorporar contenidos son temporales, por lo que tras cierto tiempo en el portal algunas obras acaban desapareciendo, al menos temporalmente. Ello nos obliga a ver lo que más nos interesa en un tiempo determinado.

El otro cartel de la polémica

Si antes hablábamos del cartel promocional de Narcos en Madrid, ahora tenemos que hacer lo propio con uno para Santa Clarita Diet en Alemania. Y es que esta salvaje y sanguinolenta serie se presentó en el país germano con un cartel en el que veíamos una salchicha de Frankfurt troceada pero que, realmente, era un dedo humano. La repulsión que creó en algunos viandantes lo volvió viral en las redes.

¿Racismo?

El primer tráiler de Dear White People batió récord de dislikes en YouTube. Y es que la serie de Netflix, que pretendía ser una feroz crítica al racismo acabó siendo interpretada de una forma radicalmente opuesta: racista con la raza blanca. No entraremos a valorar si lo es o no. La única certeza es que en el avance podemos ver a la raza blanca ilustrada a través de personajes estereotipados y pertenecientes a un estrato social elevado.

Cerrar