Netflix vuelve a liarla con una fuerte polémica en una de sus nuevas producciones

Netflix no deja de aliarse con la provocación últimamente. Ayer mismo te contábamos su última maniobra de marketing, consistente en plantar un stand de una falsa empresa de biotecnología en el CES 2018 para dar promoción a su futura serie basada en la novela Carbono Modificado, la primera entrega de la llamada Trilogía de Takeshi Kovacs. Y esta misma semana se hablaba de Devilman Crybaby con motivo de su estreno, un anime que, como en el material que toma de referencia, no se corta en mostrar violencia, satanismo y pornografía. Hoy, a Netflix se le acusa de glorificar el tráfico de menores por culpa de Baby, una de sus series.

Baby, una producción inspirada en un escándalo sexual con adolescentes que tuvo lugar en Italia y que se puede ver en el catálogo español de la plataforma de streaming. Baby refleja los turbios acontecimientos en que se vieron envueltos varios estudiantes de la zona de Parioli, en la ciudad de Roma, los cuales ofrecieron servicios sexuales para poder adquirir ropa de marca y teléfonos móviles.

El caso se puso de relevancia porque involucró a niñas menores de edad, de 14 y 15 años, en un claro caso de prostitución infantil y trata de blancas. En el caso real, 8 traficantes fueron detenidos y su líder condenado a 10 años de cárcel.

Ahora, después del escándalo de Kevin Spacey que ha salpicado a House of Cards, Netflix se ve señalada por las víctimas de la prostitución infantil, que acusan a la cadena de glorificar este delito con la mencionada serie.

Según recoge el diario mexicano El Universal, Lisa Thompson, vicepresidente del Centro Nacional de Explotación Sexual de Estados Unidos, ha manifestado su malestar con Netflix con estas palabras: “Netflix ha despedido recientemente a Kevin Spacey. […] Dar un giro y producir un programa que glorifica el tráfico sexual de menores y llamarlo entretenimiento provocativo es el colmo de la hipocresía“.

La serie Baby toma como referente el caso antes mencionado, pero no es una recreación totalmente fiel de los hechos, una de las causas por las que ha levantado malestar entre los afectados por que esta práctica que lograron escapar a las redes de este mundo delictivo.

Muy al contrario, una de las cosas de las que se acusa a Netflix por parte de la mencionada asociación es de haber querido frivolizar con este mundo y de presentarlo como algo glamuroso, y hasta como una forma más de emprendimiento empresarial para obtener dinero fácil.

Netflix, por el momento, no ha hecho declaraciones al respecto y la serie sigue en emisión en su parrilla de contenidos. ¿Has visto esta controvertida producción?

Publicaciones relacionadas

Cerrar