No, llevar una armadura de Dragon Ball Z no basta para ganar

No, llevar una armadura de Dragon Ball Z no basta para ganar

¿Se puede ser más duro que un luchador profesional de wrestling americano? Sí, se puede ser un luchador profesional de wrestling americano con una armadura de combate de Dragon Ball Z. O con un atuendo que imite el diseño de éstas, lo que sea con tal de coger confianza. Primero el título, luego el planeta, todo por la gloria de Freezer. Pero, ay, algo ha fallado en el plan perfecto de nuestro héroe, perdón, conquistador de mundos, y ese algo es Baron Corbin, luchador de la WWE con quién disputó hace poco un combate de esta guisa… solo para perder en cuestión de segundos.

¿Es Mr. 450 Hammett un Super Saiyan de incógnito o simplemente nuestro protagonista ha pecado de iluso? Sea cual sea la respuesta – aunque todo apunta a que el desdichado perdedor es un poco paquete – está claro que ni el hábito hace al monje ni la armadura de combate al guerrero espacial. Al luchador lo identifica el diario peruano La República como el portorriqueño “Mr. 450” Hammett, quien al parecer ha bautizado sus movimientos con nombres como Final Flash y Saiyan Driver. Si se hubiesen visto las caras en Namek, otro gallo hubiese cantado. O no. Esto tuyo no lo arreglan ni las Bolas de Dragón, amigo…

Publicaciones relacionadas

Cerrar