No Solo Gaming: Pegasus Symphony o cómo Fuengirola elevó su cosmos

No Solo Gaming: Pegasus Symphony o cómo Fuengirola elevó su cosmos

En este rinconcito en el que dentro de Alfa Beta Juega analizamos todo lo concerniente al mundo del manga, anime, cine y más que viene mayormente del continente asiático, he tenido la enorme suerte de poder dedicar varios de estos artículos a una de mis series fetiches, una serie que sin duda marcó gran parte de mi infancia y que evidentemente ayudó muchísimo a que me adentrara en el mundo del manga y del anime de la manera que lo hice. Esa serie es ni más ni menos que Saint Seiya aunque cuando la descubrimos, la llamábamos Los Caballeros del Zodíaco.

Como comentaba, en No Solo Gaming he dedicado varias líneas a hablar de la edición kanzenban en nuestro país del manga creado por Masami Kurumada (reseña que podéis recuperar aquí) y también a reseñar la película en CGI que hemos visto incluso estrenadas en cines españoles (artículo que también podéis rescatar aquí) pero esta semana tengo el enorme placer de comentar un evento que sinceramente hace unos años ni se me hubiera pasado por la cabeza la posibilidad de celebrarse y menos aún, en nuestra querida España. El Pegasus Symphony, evento que se nos ofrecía gracias a Film Music Festival y al Ayuntamiento de Fuengirola, fue todo un sueño hecho realidad para esos chavales que seguimos las aventuras de Seiya, Hyoga, Shiryu y demás amigos hace muchos años, en una infancia muy muy lejana.

Mientras sonaban los temas que siempre hemos escuchado para darle espectacularidad a las andanzas de estos nobles caballeros luchamos en un torneo intergaláctico hasta que un tal Fénix oscuro irrumpió con gran maldad para robar una armadura que resultó ser falsa, después atravesamos las doce casas de los caballeros dorados para salvar a Saori de la muerte debido a una flecha maldita, viajamos a las frías tierras asgardianas para luchar contra Hilda y su ejército de dioses nórdicos hasta que nos sumergimos en los grandes mares y océanos para derribar los 7 pilares de Poseidón. Todo esto en tan sólo dos horas y sin movernos de un sitio tan maravilloso y fantástico como es el Castillo de Sohail.

La Orquesta Sinfónica de Málaga dirigida magistralmente por David Nicolás, con su espectacular interpretación de la música creada por Seiji Yokoyama para Saint Seiya nos hizo sentir el viaje que acabamos de narrar apoyado en los vídeos que se proyectaban mientras sonaba esa genial banda sonora que puso música, epicidad y magnificiencia a las tantísimas horas de diversión que tuvimos mientras disfrutábamos (y seguimos haciendo) de esta singular serie. Muy destacables las apariciones estelares de la solista María Alonso para añadir voz y dulzura a distintos temas, y el rompedor sonido de la guitarra eléctrica de Agustín Sánchez que sonó realmente bien y con muchísima fuerza.

Durante el concierto se hizo un extenso y muy acertado repaso por todas las sagas correspondientes al anime clásico teniendo también algún pequeño acercamiento a las Ovas de la época, siendo especialmente emotiva la interpretación del tema de Abel en el que fue enormemente aplaudido y vitoreado por los asistentes el virtuosismo con el arpa en este precioso tema. Sonaron temas más melódicos como por ejemplo Yume No Naka Ni o Kessen Zenya, otros más reconocibles por el gran público como Shiren No Toki, Rettou No Anata He o Fukushuki Fénix y los más espectaculares como Ryuseiken Wo Ute, Tobe! Pegasus o el más esperado y con el que se dio el punto y final al concierto, el emocionante Pegasus Ryuseiken, tema que es prácticamente un himno para los fans de esta serie y que desató la alegría y entusiasmo de los asistentes que aplaudieron como si no hubiera mañana por el espectáculo ofrecido, por la calidad de la música y su interpretación y por supuesto, como agradecimiento de haber tenido la inmensa suerte de haberlo disfrutado de primera mano y en nuestra tierra.

Como punto negativo se podría decir que es una verdadera pena que por una vez que tenemos la grandísima oportunidad de disfrutar de un evento de este tipo y con una serie tan seguida y mítica como es Saint Seiya no se abarrotara ni se colgara el cartel de “No hay billetes”, algo que teniendo en cuenta lo que es y de qué serie se trata es algo inconcebible que no haya pasado. Sí es verdad que el público asistente disfrutó de lo lindo e incluso portaron muchas camisetas de la propia serie dando ese toque especial y amistoso que se suele crear en este tipo de encuentros pero el impacto debía haber sido más fuerte. Quizás las fechas en las que se ha celebrado o el poco tiempo entre el anuncio oficial y la fecha del concierto pueden haber influido negativamente en este aspecto pero por supuesto es algo que debe de tenerse en cuenta para futuros conciertos y/o eventos relacionados con la música de anime. 

A pesar de todo, esperamos de corazón que al menos ésta haya sido la primera piedra de un camino que nos hará disfrutar de espectáculos como el vivido ayer que sin duda se quedan grabados en la retina, el oído y el corazón de los fans por siempre jamás.

Por Miguel A. Aguilar
También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar