Padre de Familia desvela uno de los mayores secretos de Stewie

Padre de Familia desvela uno de los mayores secretos que rodeaban a Stewie

Padre de Familia pierde uno de sus matices en el doblaje para nuestro país, y es el acento británico que Seth MacFarlane, creador de la serie y actor que pone voz a varios de sus personajes, da a cada palabra de Stewie, el cruel bebé superdotado de la familia Griffin con ínfulas de tirano. El público, en parte por este detalle y en parte por los muchos guiños que deja caer la serie, esperaba que en el reciente episodio en el que Stewie se somete a psicoanálisis (nada menos que a cargo de un personaje doblado por Ian McKellen), confesara lo que todos se ven venir, que es gay. De hecho, se prometió el mes pasado una revelación al respecto. Lejos de eso, se han encontrado con otra cosa.

Stewie no solo ha negado ser gay durante el episodio, sino que ha revelado que su dicción pedante es una patología y que en realidad habla como un niño normal, como recoge Entertainment Weekly. El guionista Gary Janetti ha querido jugar al despiste y hacer un episodio metarreferencial, y al mismo tiempo profundizar en el personaje y sus manerismos. «Cuando debatimos sobre esto al principio hubo muchas charlas sobre si hacíamos que Stewie saliera del armario. Y luego decidimos que sería más interesante dejar la puerta abierta a las interpretaciones.

«No soy gay. Todo esto no va de que yo sea gay, así que cálmese. Ya puedo verle relamerse. Seguro que vive usted de las sesiones en las que la gente le confiesa que es gay. Si acaso, soy menos gay de lo que era antes, no es que a nadie de esta escuela le importe. ¿Pero si creo que Grant Gustin [el protagonista de The Flash] y yo seríamos la pareja más adorable de Instagram? Sí, sí que lo seríamos», declamaba Stewie durante el episodio.

La revelación de que Stewie habla como un petulante británico porque tiene la necesidad de sentirse más inteligente, lo cual acaba aceptando porque no querría ser de otra manera, fue algo que necesitó de la aprobación del creador, Seth MacFarlane. «Cuando leyó [el diálogo] fue hilarante, porque al instante leía con esa voz de niño normal, y nos dejó sin palabras. Fue muy auténtico», cuenta Janetti. De momento, Stewie sigue jugando a dos bandas, aunque seguirá afirmando con impecable acento de gentilhombre inglés que la victoria será suya.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar