Pokémon: Pikachu aprende un sorprendente nuevo ataque en el anime

Todos los que siguen el anime de Pokémon saben que, aunque cambie muchísimos elementos de los videojuegos, siempre guarda cierta conexión con la generación en las que estos se desarrollan al mismo tiempo. Cuando las ediciones Sol y Luna llegaron, Ash viajó a Alola con un cambio que provocó todo tipo de reacciones en las redes por la nueva dirección artística de la serie.

El último episodio emitido de esta temporada ha captado la atención tanto de espectadores como de fanáticos de la franquicia, y es que el eterno compañero del joven entrenador, Pikachu, ha aprendido un movimiento completamente nuevo para su arsenal: Electrotela. La criatura número 25 de la PokéDex, que lleva con el de Pueblo Paleta desde que partió para hacerse maestro Pokémon, ha olvidado su ataque insignia en las últimas temporadas, Bola Voltio, para asimilar este nuevo.

Algo que llega tras varios ataques aprendidos también recientemente por otros pokémon importantes en la serie y que, además, aparece en un momento de necesidad para los protagonistas. Pikachu recurre a este movimiento para protegerse ante el Movimiento Z del Mimikyu del Team Rocket, Somanta Amistosa.

Por supuesto, como recogen en Comic Book, los espectadores no han tardado en comentar esta novedad en las redes sociales, considerando que es una buena forma de darle otro enfoque a las estrategias del entrenador y su compañero eléctrico, como también de que se avecinan cambios interesantes dentro y, posiblemente, fuera de la serie.

La comunidad está mirando con lupa cada movimiento de la franquicia en las últimas semanas y, aunque no hay atisbo alguna de que Ash vaya a abandonar Alola por el momento, cada vez son más los que están esperando algún anuncio importante que termine de confirmar la llegada de Pokémon Let's Go! Pikachu y Let's Go! Eevee, las rumoreadas ediciones principales que llegarían a Nintendo Switch este mismo año. ¿Aparecerá Pikachu en ellas con este nuevo ataque?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar