Sentencian con pena de muerte a un hombre que distribuía copias de El Juego del Calamar

Los que han llegado a ver la serie habrían sido condenados a trabajos forzados.

Para encontrar un país donde ‘El juego del calamar’ todavía no haya triunfado como ya ha hecho alrededor del mundo, no hay que irse muy lejos de Corea. De hecho solo hay que mirar al norte. Era de esperar que en Corea del Norte estuviesen completamente prohibidos los programas de televisión, películas y series de Corea del Sur, pero parece que las cosas son aún más complicadas y peligrosas de lo que esperábamos. De acuerdo a los últimos reportes, una persona ha sido condenada a muerte y varias más a trabajos forzados por la distribución y difusión de ‘El juego del calamar’.

De acuerdo a Radio Free Asia, la semana pasada alguien consiguió introducir en Core del Norte varias copias de ‘El juego del calamar’ en USBs y tarjetas SD. Ahora, el mismo medio asegura que ese hombre habría sido sentenciado a muerte a manos de un pelotón de fusilamiento.

De acuerdo a las fuentes del medio asiático, varios estudiantes que consiguieron hacerse con una copia y ver la serie de Netflix también han sido condenados a duras penas de prisión. Concretamente, cadena perpetua para aquel que compró el USB y Cinco años de trabajos forzados para los otros seis estudiantes que vieron la serie.

«Todo esto comenzó la semana pasada cuando un estudiante de secundaria compró en secreto una unidad flash USB que contenía la serie de Corea del Sur ‘El juego del calamar’ y la vio con uno de sus mejores amigos en clase», comenta una fuente del medio asiático. «El amigo le dijo a varios otros estudiantes que se interesaron y compartieron el USB con ellos». Poco después fueron arrestados por censores del gobierno.

No solo es que en Corea del Norte consideren ‘El juego del calamar’ ejemplo de una «sociedad desigual donde los fuertes explotan a los débiles», donde se muestra el carácter «bestial» de la «sociedad capitalista de Corea del Sur donde la humanidad es aniquilado por la competencia extrema», como recogió The Washington Post de un portavoz del gobierno coreano. El gobierno comunista de Corea del Norte aprobó el año pasado lo que llaman «Ley sobre la eliminación del pensamiento y la cultura reaccionaria«, que condena con hasta pena de muerte la posesión o distribución medios de comunicación de países capitalistas como Estados Unidos o Corea del Sur.

No queda ahí la cosa, ya que el giro está en que, por mucho que se critique el capitalismo por parte del gobierno, la corrupción de las instituciones sigue haciendo que haya diferencias entre ricos y pobres. Una de las fuentes asegura a la RFA que los padres ricos de uno de los estudiantes que vieron ‘El juego del calamar’ pudieron evitar la pena de prisión tras sobornar a los agentes con 3.000 dólares.

Recordemos que uno de los personajes de la serie, Kang Sae Byeok, interpretado por la actriz y modelo Jung Ho Yeon, llega a Corea del Sur con sus padres como inmigrantes ilegales tratando de huir de la represión y el control del gobierno norcoreano. Veremos qué han pensado sus creadores de cara a la segunda temporada de El juego del calamar que ya ha sido confirmada por Netflix.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar