Stranger Things: 10 geniales detalles que probablemente te hayas perdido

Su segunda temporada se ha estrenado hace muy poco con unas cotas de éxito casi iguales o superiores a lo que supuso su estreno. La popular serie realizada por Netflix, Stranger Things, cuenta la historia de un grupo de niños, su amor por las cosas «frikis», una serie de experimentos científicos y criaturas de otra dimensión. Un cóctel repleto de referencias a las películas y cultura de los años 80 que ha logrado encandilar al público y que esconde mucho más de lo que aparenta.

Tanto esconde la creación de los hermanos Duffer que en Dorkly han querido hacer un repaso a todos esos pequeños detalles de la primera temporada que muchos seguramente pasaron por alto. Referencias a Spielberg, mensajes ocultos y hasta predicciones se camuflan en cada capítulo de esta famosa producción y que, ahora, vamos a mostraros.

El destino de Bárbara se sabía de antemano

La desaparición de Bárbara, la amiga pelirroja de Nancy, es uno de los grandes hilos conductores de la trama de la primera temporada de Stranger Things. En uno de los capítulos, cuando Nancy llama a los padres de la chica mientras la busca, tiene que inventarse una excusa rápida al ver que ni ellos saben dónde está.

Lo particular de todo esto es que la primera idea que se le ocurre a Nancy es decir que su amiga está en la biblioteca. Varios episodios después, cuando Hopper y Joyce se adentran en el Mundo del Revés en busca de Will, encuentran a Barb en ese lugar, en la biblioteca.

Referencias a Tiburón, de Steven Spielberg

Que Stranger Things tiene una gran influencia de las películas de Steven Spielberg es tan evidente como que se ambienta en los 80. La serie no deja de hacer continuos guiños a los filmes del célebre guionista, y los más claros son la conexión entre Hopper y el Sheriff Brody de Tiburón.

Ambos tienen un vehículo casi idéntico, y esta similitud queda patente hasta en su uniforme. Mirad ese parche en forma de triángulo que ambos llevan en el mismo brazo.

El trozo de tela perdido

Este es uno de los detalles que a muchos espectadores se les pasa por alto la primera vez que ven la serie. En el primer capítulo podemos ver a Once caminando por un bosque con un vestido al que le falta un trozo de tela.

Lo curioso de este trozo es que, justo un episodio después, Hopper lo encuentra mientras la policía está buscando al recientemen desaparecido Will. Es, sin duda, uno de esos detalles que premian a los más agudos.

Los guiños a ET van más allá de lo que crees

Hay varias escenas que gritan a los cuatro vientos las referencias, como la secuencia de las bicicletas o la primera vez que visten a Once como a «una chica normal»; pero la cosa va mucho más allá de estas situaciones.

Por ejemplo, tenemos una escena en la que Once se topa por primera vez con la televisión y descubre las maravillas de esa caja mágica, como también le sucedía a ET en la película. Y hay más, como el gusto compartido por las pizzas con pepperoni, las similitudes entre las ropas de Holly y lo que una jovencísima Drew Barrymore llevaba puesto en la película de Spielberg o hasta la frase con la que Will se comunica con su madre a través de las luces y lo que ET dijo a Elliot en su despedida: «Estaré justo aquí.»

El emotivo recuerdo de Hopper

La historia del Sheriff Hopper es toda una incógnita hasta que se enfila la recta final de la primera temporada de Stranger Things. El policía tuvo familia e incluso una hija. Sin embargo, un cáncer hace que la pequeña fallezca, conllevando al aislamiento de su padre.

Cuando la joven aparece por primera vez, lleva una gomilla azul en el pelo. Este detalle merece mención porque, en las siguientes escenas donde se ve su avance con el cáncer e incluso a su padre asumiendo su pérdida, podemos ver cómo este lleva esa gomilla a modo de pulsera. Una forma de seguir recordando a uno de los seres que más quiso.

La conexión con los X-Men

Esta referencia conecta a Once con uno de los mutantes de la factoría de Marvel. En el primer episodio, Dustin se juega con Will el número 134 de X-Men, cómic que marca un antes y un después para el personaje Jean Grey, famosa por sus poderes telequinéticos y su lucha contra un ser maléfico.

Hablar de estos poderes hace que, directamente, la muchacha tan especial de la serie nos venga a la cabeza; pero las conexiones siguen. En ese mismo número, la mutante estampa a un enemigo contra una pared usando sus poderes y lo desintegra, de la misma manera que Once contra el Demogorgon.

Los andares de Once

Este es otro de esos detalles de los que muy pocos pueden darse cuenta. La primera vez que vemos a Once andar por el bosque, muestra una forma de caminar bastante peculiar, que podría ser el resultado de su miedo a la hora de moverse en un mundo totalmente desconocido.

Lo curioso de esta situación es que, varios capítulos después, cuando la vemos entrar en el vacío en su intento de conectar con el Mundo del Revés cuando se la aísla, repite la misma forma de caminar. Esa forma de colocar los pies es una sutileza que, desde luego, resulta bastante curiosa.

Mike y Once corren de la mano cuando huyen de los malos al final

Esa secuencia en el instituto cuando los chicos huyen de la organización que tenía encerrada a Once y, a la vez, del Demogorgon, tiene un emotivo detalle. En uno de los momentos, Mike y su amiga se dan la mano mientras corren. La clara prueba de que ambos han conectado de forma especial.

Pesadilla en Stranger Street

El que más y el que menos seguramente viera aquel cartel promocional protagonizado por Nancy y la mano del Demogorgon. La referencia a Pesadilla en Elm Street fue algo claramente intencionado, como otras tantas que se aprecian en varios capítulos de la serie.

Para empezar, la forma en la que el monstruo entra a la realidad, rompiendo paredes como si fueran un trozo de tela, es casi un calco de cómo Freddy Krueger mostraba sus primeros asesinatos. 

Otros guiños se pueden observar en la escena en la que los chavales huyen en sus bicicletas con Once. A través del walkie-talkie deciden quedar en «Elm and Cherry», haciendo otra clarísima referencia al filme. Y, no contentos con eso, mientras huyen, se cruzan con dos niñas que están jugando a las palmas mientas cantan. ¿Recordáis a las jovencitas cantando la canción de Krueger?

Los primeros minutos de la serie cuentan todo lo que va a pasar

Son solo diez minutos en los que se ve una partida de Dragones y Mazmorras y cómo el grupo de amigos se vuelve loco intentando matar al Demogorgon, pero son más que suficientes para contar todo lo que va a pasar. Para empezar, la sed de sangre del Demogorgon es algo casi idéntico a cómo el monstruo del Mundo del Revés busca a sus presas en el mundo real.

En la partida, Will intenta lanzar una bola de fuego, pero saca un 7 en lugar del 13 que necesitaba. A su hermano le va mejor varios episodios después, cuando prende fuego al monstruo en su casa. Una forma diferente, pero a la vez más realista, de conseguir hacer el hechizo con un mechero.

La reacción de los niños en este decisivo enfrentamiento de Dragones y Mazmorras es bastante similar a su búsqueda de Will más adelante. Algo inútil además, porque este es consciente de que el Demogorgon le ha atrapado, como haría después la criatura del Mundo del Revés.

 

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar