The Walking Dead: Así cambian los personajes del cómic a la serie

ATENCIÓN, esta noticia contiene SPOILERS, de THE WALKING DEAD

The Walking Dead es una de esas series que están conformando una época dorada dentro de la ficción en la pequeña pantalla. Los no muertos ya llevan varias temporadas entre nosotros, atrapándonos en sus historias donde los caminantes no son los más peligrosas. Una situación que debemos a los cómics en los que se basan estas tramas y que, como siempre ocurren, no han sido adaptados al 100% en su conversión a televisión.

No solo porque algunas tramas que hemos visto en la serie de The Walking Dead nunca llegaron a suceder en los cómics, como el paso del grupo de Rick por el centro de control de enfermedades. Sino porque varios de los personajes que hemos visto en la pequeña pantalla distan mucho de ser cómo fueron en las novelas gráficas. En algunos casos con leves alteraciones, en otras las diferencias eran mayores como podrás comprobar.

Porque hoy hemos recopilado 10 personajes que cambiaron desde los cómics de The Walking Dead a la serie. Por supuesto, la lista queda abierta a debate y esperamos a conocer los tuyos. ¿Cuáles nos faltaron? Y por cierto, si no estás al día, mejor no sigas leyendo porque vas a encontrarte varios spoilers.

Carol.

Comenzamos con algo sencillo. Mientras que en la serie hemos visto a una mujer fuerte, decidida y con una evolución de víctima del maltrato a valiente personaje, en los cómics Carol se nos mostraba como alguien frágil e inestable que quedó marcada por el cambio en el mundo. Tanto es así que terminó haciéndose amiga de un caminante que acabó con su vida.

Donna.

De mujer de férreos principios tradicionales en los cómics, y algo rolliza, a personaje que era infiel a su marido en la. Además, mientras que en la ficción de AMC encontraba su final en la prisión, en las páginas de las novelas gráficas lo hacía en la urbanización donde el grupo quiso instalarse tras abandonar Atlanta. Eso sí, en ambos casos fue un caminante el culpable de su muerte.

Dale.

En la serie se nos ha presentado como un señor mayor, apacible y tranquilo (tanto como se puede estar en pleno holocausto zombi). Su versión en los cómics era algo distinta, empezando porque lo vimos manteniendo una aventura/romance con Andrea y segundo porque sufrió la amputación de una de sus piernas tras ser mordido por un caminante. Eso sí, su sombrero de pesca se mantenía en ambas versiones.

Andrea.

Si ya hemos hablado de Dale, ahora toca hablar de Andrea. Uno de sus grandes cambios ya lo hemos dicho, este personaje mantuvo un romance con el anciano en las páginas de los cómics, cosa que no vimos en la serie. Además en las novelas gráficas la pudimos ver enamorarse de Rick, algo que tampoco ocurrió en la ficción de AMC ya que Andrea murió en Woodbury antes siquiera de ver Alexandria. Eso sí, en ambas versiones se convertía en una excelente tiradora.

Shane.

Quizás sea el personaje que menos cambie en esta lista. El antaño compañero de Rick sí que mantuvo una aventura con Lori tanto en el cómic como en la serie y también quiso asesinarlo para ocupar su lugar en el corazón de esta mujer. Pero mientras que en las novelas gráficas fue Carl quien disparó contra Shane, en la ficción era el Sheriff quien le arrebataba la vida con una puñalada. Además, cuando se reanimó, el protagonista descubrió que todos estaban infectados y que tras su fallecimiento regresarían, cosa que en los cómics se averiguaba tras el “suicidio” de Julie.

Otis.

Ni en el cómic, ni en la serie fue un personaje demasiado importante. Pero mientras que en la ficción se mostraba como un rollizo y bigotudo hombre, en las novelas gráficas era más bien flacucho. Además, en los cómics Otis se mostraba algo más profundo y torturado a nivel psicológico, por el contrario en la producción de AMC no hubo tiempo a desarrollar su personalidad ya que encontró la muerte pronto.

Sophia.

La hija de Carol también ha experimentado grandes cambios de una versión a otra. ¿El más obvio? En la serie este personaje cría malvas, en los cómics sigue viva tras mantener una curiosa relación con Carl. Sophia, al igual que el hijo de Rick, ha sido un personaje que ha tenido que experimentar su adolescencia en mitad de un holocausto zombi, dándonos una de las evoluciones más interesantes que no pudimos ver en la serie de The Walking Dead.

El Gobernador.

Vale, en ambas versiones El Gobernador era un “hijo de su madre”. Pero no ha estado exento de cambios, el más claro es su bigote en el cómic que no llegó a televisión, siguiendo por la tortura que sufrió por parte de Michonne en estas páginas y que supuso varias amputaciones (incluida la de su miembro). Mientras, en la serie de televisión tan solo padeció la pérdida de un ojo.

Ben y Billy.

Otro cambio bastante obvio ya que mientras en los cómics ambos gemelos se presentaban como hijos de Donna y Allen, en la serie esta trama fue sustituida por dos hermanas: Lizzie y Mika. Eso sí, en ambas versiones estaba presente la psicopatía en uno de estos parientes que obligaba al grupo a tomar la dolorosa decisión de tener que asesinar a un niño para evitar males mayores… cosas del holocausto zombi.

Daryl.

Es cierto, aquí no hay cambio. Pero hemos creído oportuno incluir a este personaje aquí porque es una de las evidencias más claras de que la adaptación a la pequeña pantalla no ha sido 100% a las novelas gráficas. ¿Por qué? Básicamente porque este personaje no existe en los cómics y sí en la ficción de AMC. Eso sí, nosotros estamos encantado de conocer a Daryl ya que sin duda es una de las grandes estrellas de estos capítulos.

Cerrar