The Walking Dead: Las 15 muertes más significativas de la serie

The Walking Dead: Las 15 muertes más significativas de la serie

ATENCIÓN: ESTA NOTICIA TIENE UN ALTO CONTENIDO DE SPOILERS

Siendo The Walking Dead una serie centrada en un apocalipsis zombie, no es ninguna sorpresa que veamos multitud de muertes. Nos repetimos una y otra vez que no nos tenemos que encariñar con los personajes, pero es inevitable el llegar a sentir cierto aprecio por algunos… que al final acaban teniendo, con mucha seguridad, prácticamente todas las papeletas para morir.

Independientemente de si sientes cariño hacia uno u otro, cada muerte esconde su propio significado, y muchas de ellas han sorprendido a nuestro grupo de supervivientes y les han afectado de manera muy notable. Desde Screen Rant han compartido las 15 muertes más significativas de la serie y nosotros te las motramos a continuación.

Jenner (Temporada 1)

El desenlace de la primera temporada fue crucial, pues se descubrió que el apocalipsis zombie se debía a un virus que la humanidad padecía y del que no había cura. Era así de simple: mueres y te conviertes en un caminante. Jenner terminó suicidándose superado por la situación, lo que dejó un importante mensaje para los supervivientes: este es el mundo en el que viven ahora, y no se puede escapar de él.

Lori (Temporada 2)

La muerte de Lori supone un antes y un después. Pese a los problemas maritales entre ella y Rick, él todavía la quería y pensaba que podían encontrar su sitio en mitad del caos. Con lo que no contaban es que el parto de la que sería la segunda hija de la pareja se complicaría y la mujer solo contaría con la ayuda de Maggie y su propio hijo, Carl.

La situación fue de mal en peor y terminó falleciendo tras dar a luz. Ahora no quedaba otra: alguien debía matarla del todo para asegurarse de que no se zombificaba. La responsabilidad recayó sobre Carl, que dijo adiós a su infancia en ese lacrimógeno momento. Las secuelas sobre los demás miembros del grupo fueron devastadoras, sobre todo para Rick.

Jessie (Temporada 6)

No hay descanso para Rick, y es que parece que está condenado a que todas sus parejas terminen muertas. Tras liberarse del maltrato de su marido, Jessie tiene la oportunidad de comenzar de cero y ser feliz junto a su hijo Ron y el que podría convertirse en un compañero de vida ideal (Rick). Pero todo se tuerce a mitad de la sexta temporada, cuando es atacada por unos no-muertos y finalmente fallece.

Esto, sumado al terrible disparo en un ojo que sufre Carl, hace que Rick enloquezca por un segundo y comience una masacre contra los zombies.

 

Denise (Temporada 6)

Una de las muertes más polémicas. El conflicto contra Los Salvadores culmina con esta fatídica muerte que termina haciendo que Daryl abandone el refugio para dar caza a los culpables (lo que precisamente lleva a la posterior presentación de Negan).

Denise estaba teniendo una relación con Tara y aunque todavía no se haya visto a esta última, es evidente que la joven debe estar devastada (ya es la tercera pareja que pierde).

Tyreese (Temporada 3)

El fallecimiento de Tyreese pilló a los fans de los cómics con la guardia baja, pues su momento le llegó mucho más tarde de lo que se esperaba. Su muerte fue una de las más significativas y cobró mucho más peso tras la posterior caída de Beth. Su hermana Sasha quedó fuertemente marcada y no ha sido la misma desde entonces.

Dale (Temporada 2)

Dale fue de los que intentaron abrazar su humanidad hasta el último momento, y en muchas ocasiones tensas fue la voz de la razón. Fue todo un pilar para los personajes que les recordaba que había esperanza dentro de la oscuridad en la que vivían, y su muerte acalló una de las pocas voces no contaminadas por el pánico y la sed de supervivencia a toda costa.

 

Beth (Temporada 5)

Su personaje fue más bien secundario, pero a partir de la cuarta temporada se comenzó a ver su desarrollo personal y muchos llegaron a quererla. No obstante, la felicidad terminó cuando fue secuestrada y, en un intento de acabar con Dawn Lerner, acaba muriendo.

Esto afectó especialmente a Daryl, con quien tenía una relación especial. Eso, sumado a la muerte de Denise, hacen que Daryl se sienta impotente al no poder proteger a la gente cercana. Tampoco hace falta mencionar que Maggie, su hermana, no salió muy bien parada de ello. Se sumió en una profunda tristeza que con el tiempo ha mitigado ligeramente, aunque la experiencia la ha convertido en una mujer dura como la que conocemos ahora.

Merle (Temporada 3)

Querido por unos, odiado por otros. Este personaje tan sexista y racista parecía tener siete vidas, pues cuando parecía que nos habíamos librado de él volvió a hacer acto de presencia (aunque sin una mano).  Aunque seguía siendo igual de bruto y maleducado, pero llega a redimirse ligeramente al traicionar al Gobernador e intentar matarlo, aunque al final acaba siendo al revés.

No obstante, el Gobernador dejó que Merle se volviera un zombie para que sufriera todavía más, y Daryl fue quien tuvo que darle el golpe de gracia a su propio hermano en una escena sobrecogedora.

Gareth (Temporada 5)

La muerte de Gareth simbolizó el gran cambio de Rick, que pasó de ser un sheriff compasivo a un hombre guiado por sus instintos de supervivencia que no dudaba en matar a cualquier persona que supusiera una amenaza. Eso sí, en parte se ganó a pulso su muerte tras secuestrar al grupo de supervivientes para comérselos.

 

Andrea (Temporada 3)

Andrea se caracterizó por tomar no muy buenas decisiones, y es que se buscó como pareja al temido Gobernador. Tardó tiempo en reaccionar, pero finalmente escuchó a su amiga Michonne y decidió traicionar al hombre. No obstante, él no muestra piedad alguna y termina encerrándola en una habitación con un moribundo Benedict Arnold, que termina volviéndose zombie y mordiéndola.

Ella, en un momento que quedó grabado en la memoria de Michonne, hace gala de un último esfuerzo por hacer algo bien y se suicida para no convertirse en un caminante.

Noah (Temporada 5)

Su muerte dejó huella en Glenn, pues las circunstancias le obligaron a presenciar toda la escena en la que era devorado por caminantes. También hizo que Nicholas (el principal culpable de que Noah falleciera) y Glenn no tuvieran una muy buena relación. Es más, Nicholas era demasiado peligroso y estuvo a punto de acabar con la vida del pizzero por culpa de sus ataques de pánico.

Sophia (Temporada 2)

La segunda temporada fue muy lenta, pues se centraba especialmente en encontrar a Sophia, la hija de Carol que había desaparecido. Justo cuando parecía que su destino no iba a ser aclarado, se revela que ella se hallaba en el granero de los Greene… como zombie.

No hace falta mencionar la reacción de Carol. Fue un golpe durísimo para ella, pero gracias a ello se ha convertido en uno de los personajes más fieros de la serie.

 

Hershel (Temporada 4)

Hershel fue otro de esos personajes que intentaban dar importancia a la humanidad, que poco a poco se iba perdiendo. Trató de apaciguar a los supervivientes en los momentos tensos y hacer que reflexionaran sobre qué mundo querían construir, pero su pacifismo fue brutalmente interrumpido cuando fue asesinado por el Gobernador.

Este fue otro de los desencadenantes del gran cambio de actitud de Maggie y Rick.

Shane (Temporada 2)

Shane era uno de los puntos fuertes del grupo, pues proporcionaba una gran fuerza en los primeros tiempos del apocalipsis zombie. Sin embargo, sus constantes desavenencias con su amigo Rick (que se sentía traicionado al enterarse de que su propia mujer y Shane se habían acostado) llevaron a un final inevitable: Rick le mató, pero fue Carl quien le dio el golpe de gracia a un Shane zombie.

Pensándolo bien, la muerte de Shane, amigo íntimo de Rick, fue el verdadero punto de referencia en el que se puede ver un antes y un después en la conducta del sheriff.

Mika y Lizzie (Temporada 4)

Sus muertes también trajeron mucha polémica. Carol trató por todos los medios que aprendieran a defenderse, pero no llegó a prever que se convertirían en unas asesinas de cuidado.

Lizzie tuvo fuertes problemas a nivel psicológico que le llevaron hasta el punto de matar a su hermana. En un contexto en el que Carol, Tyreese, Judith y ahora Lizzie estaban solos y se enfrentaban a un destino desconocido, los adultos tuvieron que tomar una de las decisiones más duras vistas en televisión: no podían arriesgarse a que Judith estuviera en peligro, pues Lizzie no solo era peligrosa sino que consideraba a los caminantes personas normales y corrientes. La única solución viable era que ella muriera… y su verdugo terminó siendo una Carol entre lágrimas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar