The Walking Dead mató a uno de sus protagonistas por petición de un actor

Tras la muerte acontecida en el primer episodio de la nueva hornada de The Walking Dead, los miembros originales del reparto han quedado prácticamente extinguidos de la serie de AMC. Uno de ellos, Jeffrey DeMunn, interpretó a Dale durante las dos primeras temporadas y, posteriormente, se unió a la lista de víctimas de los caminantes. Lo más curioso es que lo hizo voluntariamente. Pese a que en el pasado se había especulado con que fue el propio actor quien pidió abandonar la ficción televisiva, ahora ha sido él quien ha querido confirmar estas sospechas.

En un encuentro con Cleveland, el intérprete estadounidense ha asegurado que los guionistas no fueron los autores de su muerte, que él mismo se lo exigió a los responsables de la adaptación televisiva de The Walking Dead: “La muerte de Dale fue decisión mía. Estaba furioso por el modo en que Frank había salido de la serie”, ha comentado en referencia al director Frank Darabont. El también productor fue despedido tras un desacuerdo con la compañía, que redujo el presupuesto de forma notoria tras la primera temporada.

Desde entonces, ambos han protagonizado una batalla legal en la que Darabont sigue reclamando a la cadena millones de dólares a modo de compensación. “Me pasé una semana sin poder respirar bien y entonces me di cuenta: ‘Me puedo ir’. Así que les llamé y les dije: ‘Es una serie de zombis. Matadme. No quiero hacer esto nunca más'. Fue un verdadero alivio para mí”, ha añadido DeMunn para justificar su partida de una de las series más populares de la televisión.

¿Crees que el actor acertó al dejar The Walking Dead en apoyo al realizador?

Cerrar