The Witcher: Los momentos de los libros que estamos deseando ver en la serie de Netflix

The Witcher: Los momentos de los libros que estamos deseando ver en la serie de Netflix

Atención, este artículo contiene SPOILERS de los libros de The Witcher.

Hace unas semanas los aficionados a la saga The Witcher recibían una de las mejores noticias que podrían esperar: la franquicia de Geralt de Rivia tendría su propia serie de televisión de la mano de Netflix. Desde entonces hemos sabido que será una adaptación de los libros de Andrzej Sapkowski, por lo que todo lo que se narre en la ficción televisiva será anterior a lo que hemos vivido en los videojuegos de CD Projekt RED.

Hoy, en ese sentido, hemos decidido acercarte un artículo con algunos de los grandes momentos que dejaron las novelas del escritor polaco y que ya estamos deseando ver en la serie de acción real. No son necesariamente los momentos más importantes, sino los que a nosotros más nos gustaron y que creemos que pueden ser absolutamente maravillosos recreados en una serie. Estas son nuestras propuestas pero, como siempre, te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

El último deseo de Geralt

El momento que da nombre a la primera entrega de la saga de Geralt de Rivia en la literatura es uno de nuestros más esperados. Y es que se trata del instante en el que comenzó la historia de idas y venidas entre el brujo y Yennefer. Cuando ambos consiguen acabar con el djinn que les amenaza, Geralt pronuncia el último deseo, que le encadena a una vida de amores y desamores con la siempre difícil y seductora hechicera.

El encuentro de Brokilón

El sagrado bosque de las dríadas, llamado Brokilón, fue el primer lugar de encuentro entre Geralt y Ciri, aunque por aquel entonces ninguno de los dos sabía quién era el otro. Las bromas entre ambos mientras permanecían atentos a los peligros de la maleza se nos quedaron grabadas en la memoria y ahora solo deseamos poder ver en acción real esa primera impresión entre el brujo de pelo blanco y la Niña de la Sorpresa.

Las enseñanzas en Kaer Morhen

Una vez que Ciri se quedó al cargo de Geralt, el brujo decidió llevarla a Kaer Morhen, la legendaria fortaleza de los brujos de la Escuela del Lobo. Allí el rivio y los otros integrantes, como Vesemir o Lambert, acogieron con los brazos abiertos a la pequeña y la iniciaron en el mundo del combate y los conocimientos sobre monstruos que tan útiles le serían a Cirilla en un futuro no demasiado lejano.

El congreso de Aretusa

Puede que lo más importante de las novelas sucediera justo después del congreso de hechiceros de Aretusa, pero personalmente nos quedamos con la previa. Aquella fiesta en la que Geralt acompañó a Yennefer fue todo un placer para el lector. Pocas cosas más divertidas hay en la saga de Sapkowski que ver al brujo codearse con todas las hechiceras de los Reinos del Norte. Absolutamente todas estaban presentes.

Ciri y el desierto

Tras los acontecimientos de Aretusa Ciri acababa teletransportándose al desierto de Korath y pasando uno de los momentos más duros de su vida. Allí conoció a Caballito, un unicornio al que ayudó y, más tarde, le devolvió la ayuda. El tramo en el que la pequeña de cabellos cenicientos vaga por el desierto es angustioso y desesperanzador, pero todos sabemos que Cirilla logró salir con vida (pero muy maltrecha) de allí.

La compañía de… la búsqueda

Tal y como ocurriera con la compañía del Anillo en la saga de Tolkien, Geralt también organiza una partida de aventureros dispuestos a ir en busca de Ciri, aunque no tenía ninguna pista de dónde podía estar. Estamos deseosos de ver al rivio, a Jaskier, a Milva, a Cahir y a Regis contándose batallitas, sufriéndose los unos a los otros pero, al fin y al cabo, ayudándose por un objetivo común: recuperar a la pequeña Ciri.

Las Ratas

Mientras Geralt y los suyos iban en su busca, Ciri tuvo que buscarse la vida. Su ruta de escape fue unirse a las Ratas, una banda de ladronzuelos en la que la Leoncilla de Cintra al fin encontró algo parecido a un hogar. Tuvo disputas, pero también su primer conato de romance. El despiadado Leo Bonhart, sin embargo, no dejaría que Ciri disfrutara demasiado tiempo de aquella familia improvisada que había encontrado.

Cerrar