Twin Peaks revela el origen de Bob en su capítulo 8

ATENCIÓN, esta noticia contiene SPOILERS de Twin Peaks

Un cuarto de siglo tuvo que pasar hasta que Twin Peaks regresase a la pequeña pantalla. Sin embargo, estos 25 años no han medrado la capacidad de David Lynch. El guionista ha demostrado estar a la misma altura que la demostrada en los 90 y prueba de ello es lo enseñado en el capítulo 8 de esta serie. Un episodio que nos ha desvelado más sobre la historia de Bob. Pero como podrás intuir, comienzan los spoilers, así que si no quieres encontrarte cono uno de ellos mejor que no sigas leyendo.

Este episodio de Twin Peaks comenzaba conectando la fuga de prisión vista anteriormente. Pero finalmente el espectador acaba viajando al pasado de Bob y a través de un flashbacks conoce el origen del mal, en forma física, dentro del universo de esta serie. “Un niño salió a jugar. Cuando abrió su puerta, vio el mundo. Al pasar por la puerta, hizo un reflejo. El mal nació. El mal nació y siguió al muchacho”, con estas palabras comienza la historia de este personaje.

El origen de este mal encuentra su origen dentro de un evento tan conocido en la historia como la primera prueba de una bomba nuclear en pleno desierto. Este test es lo que “atrae al mal” al universo de Twin Peaks. Tras esta explosión aparecen unos entes, intuimos que extraterrestres, que dan vida Bob, concediéndole un semblante que ya nos indica qué lleva en su interior.

Aunque es mejor que veas este episodio de Twin Peaks ya que se trata de uno de los episodios más complejos y en donde Linch ha demostrado de lo que es capaz cuando se le permite ser él mismo.

Cerrar