Un anime podría predecir el futuro de los automóviles

Un anime podría predecir el futuro de los coches

Cuando pensamos en el futuro siempre imaginamos una sociedad impulsada por la tecnología hacia su máximo exponente, con toda una serie de robots y máquinas que nos hayan sustituido el trabajo y nos faciliten el día a día. Esto no solo conlleva cosas buenas sino que también puede acarrear terribles consecuencias, y un anime del año 2000 podría haber predecido todo eso.

Según cuenta Jalopnik, éX-Driver se centra en un Tokyo del siglo XXII donde los coches se manejas a ellos mismos. Poseen una serie de sensores que permiten identificar su entorno y conducir sin que haya problema alguno de tráfico. En el caso de que tenga que pasar un vehículo de los servicios de emergencia, los coches se apartan automáticamente para facilitarle el recorrido.

La única intervención humana se basa en comunicaciones por voz, necesarias a la hora de elegir la destinación. Por lo demás, el coche carece tanto de volante como de pedales y cinturones de seguridad, lo que sugiere que este tipo de vehículos autónomos proporcionan una alta protección ante golpes y maniobras bruscas.

Sin embargo, este tipo de maquinaria no se libra de glitches, problema muy grave ya que atrapa dentro a sus ocupantes mientras el coche avanza a una velocidad vertiginosa por la carretera. Es aquí donde actúan los éx-Driver, personas que conducen sus propios vehículos y se encargan de inutilizar al afectado para liberar a las personas que han quedado atrapadas. Esto demostraría que, a pesar de que el futuro pueda brillar por la alta mecanización, una mano humana debería ser necesaria para poner orden y solucionar ciertos problemas.

¿Qué te parece la imagen del futuro que da este anime? 

Cerrar