Un estudio advierte a los adictos a las series de los problemas derivados de una afición desmedida

Un estudio advierte a los seriéfilos de los problemas derivados de una afición desmedida

Nunca antes habíamos tenido a nuestra disposición tantas series de calidad que seguir, a través de múltiples plataformas, a un ritmo excesivamente alto para el ajetreo diario habitual. Es por ello por lo que muchos usuarios optan por el horario nocturno para ponerse al día de sus ficciones televisivas favoritas, actualmente disponibles en cualquier momento gracias al streaming.

Sin embargo, es posible que no comprendamos el alcance de unos hábitos que, prolongados en el tiempo, pueden acabar afectando a nuestra salud. Con el objetivo de despejar toda duda al respecto, la American Academy of Sleep Medicine ha llevado a cabo un estudio en el que recoge tanto las causas como las medidas para evitar los problemas en la calidad del sueño de los seriéfilos.

Trasnochar habitualmente para disfrutar de nuestras series favoritas puede acabar provocando insomnio e incluso afectar al estado anímico, unos inconvenientes que no deberíamos ignorar dado que el 15% del consumo de series por Internet se efectúa entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana. La exposición a pantallas como las del móvil o el ordenador también podrían ser nocivas en este sentido, dado que la luminosidad resulta excesiva en muchas ocasiones.

Por ello, el organismo estadounidense recomienda visionar las series directamente en el televisor y, en cualquier caso, permitir un periodo no inferior a treinta minutos antes de ir a dormir. Por supuesto, continuar la sesión con el móvil una vez en la cama debería estar también descartado. Además, la AASM aconseja establecer un límite de episodios antes de iniciar el visionado, descansar entre cada uno de ellos y reducir la intensidad de la luz de las pantallas para evitar estos problemas. ¿Sigues habitualmente estas recomendaciones?

Publicaciones relacionadas

Cerrar