Un hombre vende su colección de cartas raras de Yu-Gi-Oh! a cambio del futuro de su hija

El coleccionismo, de un modo o de otro, termina por pagar. O bien con satisfacción personal con dinero a cambio de objetos de una rareza inusitada. Como por ejemplo, las cartas de Yu-Gi-Oh! más codiciadas por los fans del anime y los juegos de Konami, los famosos Dragones Blancos de Ojos Azules. Son cartas promocionales muy limitadas que solo se pudieron conseguir en el evento Jump Festa del año 2000. Cada uno de ellos se puede vender por varios miles de dólares. Y es lo que ha hecho uno de sus poseedores para que su hija pueda tener un futuro.

Se trata de KnightMiyabi, el afortunado poseedor de cuatro de estas cartas que ahora contribuirán con su venta a costear la educación preescolar de su hija. Este usuario relató en Twitter, según recoge Kotaku, que decidió la venta después de ver a su hija jugar con viejas cartas de Yu-Gi-Oh!, aunque a que entre ellas no estaban los rarísimos y valiosos Dragones Blancos de Ojos Azules. Menos mal.

 

あっ!お止め下さいお嬢様! pic.twitter.com/OMphD0o72e

— 戦士使い雅 (@KnightMiyabi) 3 de noviembre de 2017

 

Con el dinero recibido, KnightMiyabi hará frente a los gastos inherentes al cuidado y educación de su hija. Este padre alega, y así espera inculcar a su niña, que la pequeña va a necesitar ahorrar mucho dinero para su futuro. El sacrificio de estas cartas raras es solamente un primer paso.

Esperemos que sea una alumna aplicada en el futuro y siga este consejo de su padre para su porvenir.

Cerrar