Microsoft anuncia DirectX 12 Ultimate para Xbox Series X y PC

La compañía ofrece una nueva versión de su software gráfico.

noticia

Hace unos días Microsoft anunció las nuevas especificaciones técnicas para su próxima consola: Xbox Series X.. Durante el día de hoy, la empresa americana ha anunciado su nueva versión de DirectX 12 Ultimate, que está diseñado para brindar una mejor experiencia gráfica de raytraycing en las plataformas de PC (Windows) y Xbox Series X. El DirectX 12 Ultimate, según afirma los de Redmond:»Se trata de la mejor tecnología gráfica que jamás hemos introducido, creando una alineación sin precedentes entre PC y Xbox Series X». Esta versión de software se propone a fijar un mínimo de funciones gráficas de la nueva generación para la próxima oleada de juegos, que vendrán después del lanzamiento de Xbox Series X. ¿Qué soporte brindará este DirectX 12 Ultimate? Pues tendrá DirectX Raytracing, sombreado de tasa variable (nivel de detalle selectivo), mesh shaders (control dinámico de la geometría) y sampler feedback (que evita el almacenamiento en memoria de texturas innecesarias).

Para que os hagáis una idea, os dejamos este video de AMD que enseña sus efectos con el Raytracing:

Además, una de las ventajas que tendrá este software, será la aceleración del rendimiento de los juegos y cargar objetos en pantalla más rápidamente. Por otro lado, el segundo objetivo de DirectX 12 Ultimate es conseguir estandarizar el desarrollo de software para Windows y Xbox Series X. La empresa Microsoft asegura que los ciclos del desarrollo de las gráficas API serán los mismos en los ordenadores y las consolas. Esto implicaría que los mismo métodos disponibles en una plataforma también serán los mismos y el uso de este software no dependerá de los factores distintos de cada sistema. Os volvemos a dejar otro vídeo, del canal de Youtube de AMD, para que veáis la demostración de DirectX 12 Ultimate:

Alberto Palacios

Jugador de videojuegos y redactor de contenidos de Alfa Beta Juega.

Publicaciones relacionadas

Cerrar