Hideo Kojima anticipa la ventana de lanzamiento de Death Stranding

¿Era todo un plan orquestado por el padre de Metal Gear?

Death Stranding Playa Ballenas

La fecha de estreno de Death Stranding sigue siendo todo un misterio para aquellos que esperan fervientemente lo nuevo del creador de Metal Gear. A pesar de los tráilers vistos hasta el momento y las declaraciones de sus principales responsables, la ausencia del juego en los Game Awards dejó a todo el mundo descolocado, totalmente perdido ante una posible fecha de estreno. Ahora, ha sido el propio Kojima quien ha adelantado la ventana de lanzamiento de Death Stranding. Y cuidado, porque tiene truco.

En el reciente número de la revista Famitsu, tal y como explican desde GameRant, el japonés ha dejado un mensaje para despedir el año en el que ha lanzado una frase de lo más interesante: «¿Es 2019 el Año de la Ballena?». Para muchos, esta frase es motivo más que suficiente para pensar que, en efecto, el japonés está dejando claro que la ventana en la que veremos a Death Stranding saliendo por fin a la luz es, precisamente, 2019, algo que ya adelantaba el propio Norman Reedus. Sin embargo, sus palabras encajan bastante más de lo que parece con el trasfondo del juego.

Death Stranding Monstruo León

La interpretación más básica de esta cita es que hace referencia al tráiler revelación de Death Stranding, aquel que pillaba por sorpresa a los espectadores en el E3 de 2016. No obstante, es posible que tenga otra interpretación bastante más curiosa y conectada con ese misterioso argumento y concepto que tienen a todos los miembros del proyecto atolondrados. ¿Y si 2019 era la fecha de lanzamiento planeada desde un principio?

Death Stranding – El año de la ballena y los bebés perdidos

Según las creencias populares, el año de la ballena es aquel en el que los cetáceos dan a luz, y es algo que suele darse en una media de 5 años. Tirando un poco de archivo, se puede comprobar cómo el último fue en 2014 y el anterior en 2009, por lo tanto, el próximo será el mismo que Kojima insinúa en esa corta pero significativa frase publicada en el magacín nipón.

¿Hay entonces alguna conexión entre esta creencia y Death Stranding? Hay otro factor más que añadir a todo esto, y es que la aparición de ballenas varadas en la playa en el primer tráiler no sería el único elemento a conectar con dicha frase. Hemos señalado que el año de la ballena es algo que forma parte de las creencias populares de muchos países, y no ha sido algo baladí. Esto se debe a que, según dicen, cuando las hembras de esta especie tienen a sus crías, la tasa de abortos entre mujeres aumenta considerablemente.

Podríamos hacer muchas más conexiones con la figura de los bebés en el videojuego de Kojima, pero a estas alturas estamos seguros de que todos sabéis la importancia que estos tienen en esta enigmática trama hurdida por el japonés. Volviendo a aquel tráiler de presentación, el momento en el que Sam coge a ese pequeño en brazos con pena refuerza la idea de estar ante un hijo perdido que, a los pocos instantes, desaparece como si hubiera sido el fruto de una ilusión. No obstante, los vídeos posteriores han dejado claro que estos retoños son mucho más que un trauma y que pueden estar incluso ligados a la posibilidad de renacer en este extraño mundo. Pero, ¿y si guardan relación con esos bebés que se pierden cuando nacen los pequeños ballenatos?

Naturaleza y cuarta pared

El amor por la ruptura de la cuarta pared es algo que ha influenciado considerablemente la trayectoria de Kojima en la industria del videojuego, y la conexión entre naturaleza y seres humanos ha estado siempre presente en cada material promocional de Death Stranding. De hecho, se ha representado incluso con numerosos cordones umbilicales, como el de Sam (Reedus) con su bebé. Aprovechar este concepto no solo sería volver a reventar ese muro que separa al videojuego del jugador, sino también la construcción de una enorme alegoría firmada por un Kojima desatado a nivel creativo. Algo que no seremos capaces de entender hasta que tengamos por fin a este videojuego entre nuestras manos.

Las recientes palabras del nipón destilan una intencionalidad mucho más profunda de lo que parece. Puede que haya vuelto a arrojar otra pista sobre este juego que acabaremos viendo más pronto que tarde, y que haya delatado no solo otro elemento más de la trama, sino también lo que puede haber sido un plan orquestado desde el principio.

Death Stranding Sam Bebé

Las pistas más recientes insinúan incluso que el mundo engendrado por este título dependerá muchísimo de las partidas de los jugadores, llegando a ser una experiencia online transformativa, lo que potenciaría más la idea de estar ante algo que se alimentaría del pensamiento popular, de la interacción entre usuarios y de cómo se acercan a esta misteriosa propuesta en un año tan extraño para la natalidad.

Siguen las incógnitas y siguen las ambigüedades, pero sabemos que pronto se acabarán. El año 2019 va a ser el año de la ballena, de nuevo. Pronto podremos comprobar hasta qué punto hay un doble sentido en estas recientes palabras de Kojima y si, en efecto, hay mucho más que leer en estas palabras de Hideo Kojima con respecto a Death Stranding.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar